¿Un reclutador te contactó, realizó un par de preguntas, pero jamás volvió a llamar? Las áreas de RRHH de muchas empresas consideran las llamadas de contacto de candidatos como primer filtro. Un “buen” o “mal” desempeño determina el agendar o no una entrevista de trabajo.

• Llevar un control de las postulaciones. Una de las principales críticas de los reclutadores hacia los candidatos es el desconocimiento de las ofertas. Esto podría ser resultado de una mala práctica: la postulación masiva sin armar una bitácora. Llevar un control de tus postulaciones te asegura un mejor dominio de la llamada de contacto.


• Respuestas directas. No esperes hasta las entrevistas presenciales para preparar respuestas a preguntas incómodas (¿por qué has durado tanto tiempo desempleado? o ¿por qué razón terminó la relación laboral en tu anterior empleo?). Los reclutadores suelen despejar este tipo de “dudas” surgidas durante la lectura del CV. Tu habilidad para responder estos cuestionamientos puede ser decisivo para ser citado a entrevista.


• Pedir todos los datos necesarios. A todo recién egresado le puede suceder terminar una llamada sin preguntar los mínimos datos de contacto: ¿con quién tengo el gusto? ¿se necesita alguna identificación? o ¿qué documentos debo llevar? Después de postularte en un anuncio, mentaliza un pequeño formulario con los datos y dudas sobre el puesto y contacto.

• Lugares sin ruidos. Mientras buscas empleo, procura estar preparado durante los “horarios de oficina”, evitando lugares incómodos para recibir una llamada. Ruidos o una mala señal de red pueden ser el peor obstáculo con un reclutador “exigente”.


• No preguntes el salario. Se supone que ya conoces la oferta. Si no aparece en el anuncio, seguramente se negociará durante la entrevista (he ahí la importancia de la bitácora de postulaciones).


• Rechaza ofertas libremente. Si la llamada no te convence, valora la asistencia a la entrevista. Así como el reclutador aplica su filtro contigo, realiza un análisis sobre la calidad de su llamada. No aceptes ofertas inapropiadas ni tratos agresivos por parte de los reclutadores.

undefined

Berenice Pérez CM @PortoMx