Si llevas un tiempo considerable dentro de una empresa, ya sea por pena, miedo o incluso inseguridad, seguramente te resulta muy difícil hablar con tu jefe sobre la posibilidad de que considere darte un aumento de sueldo. Sin embargo, no es tan fácil como parece; se necesita tener un poco de carácter y, sobre todo, los argumentos necesarios para exigir.

1. Destaca tus logros
“Creo que he tenido un desempeño bastante bueno durante este periodo. Incluso he hecho más actividades de las establecidas. Quería preguntar si es conveniente hablar de un posible aumento de sueldo”
En esta frase puedes agregar pruebas de lo mencionado (con cifras), hacerle un pequeño recordatorio a tu jefe no estaría nada mal. Procura no sonar arrogante o demasiado exigente.


2. Demuestra seguridad
“He tenido más trabajo que en años anteriores y, hasta ahora, todo ha salido excelente. Considero que es el momento correcto para hablar de un aumento de sueldo. ¿Qué opina?”
Obviamente hablar de un aumento de sueldo es algo que podría ponerte nervios@ y es muy normal, ya que es un tema delicado. Por ello, es importante que todos tus argumentos sean razonables, claros y creíbles para tu jefe.


3. Pide aumentos reales
“Dado a que he tenido un buen desempeño y mi trabajo ha dado excelentes resultados, me gustaría saber si es posible incrementar mi sueldo en un 20%”
Es muy importante que tengas en cuenta que no puedes pedir más del 60% de tu sueldo. Por lo general, las empresas otorgan un aumento del 10% al 20%, de acuerdo al estado financiero en que ésta se encuentre. Averigua bien el porcentaje y recuerda que un aumento implica que tu desempeño sea aún mejor.

undefined

Berenice Pérez CM @PortoMx