Seguramente uno de tus propósitos de año nuevo fue el bajar de peso o por lo menos alimentarte mejor; después de los meses con muchos festejos, la comida con grasa abundaba por doquier. Si bien es difícil adoptar un hábito nuevo o retomarlo como la alimentación, no es imposible pero si será difícil, aunque debes tener en cuenta que todo lo que valga la pena, nunca será fácil, además que le harás un favor a tu organismo alimentándolo mejor.


Los tiempos de una vida godín, abarcan gran parte del día y si tienes un horario flexible que te permita ir a un gimnasio, mucho mejor; aunque el ejercicio no lo es todo, si es muy importante el mantener tu cuerpo en movimiento pero donde hay más importancia, es en la alimentación, pues compone el 70% de una vida saludable y en especial si quieres bajar de peso, el 30% restante, corresponde a la actividad física.


Lo principal es quitar eso hábitos dañinos que no hacen más que dañar tu cuerpo, ojo, no son malos del todo pues si muy ocasionalmente llegas a comer comida alta en grasas, no le hará tanto mal a tu cuerpo pero lo esencial sería comer más frutas, verduras, pollo, pescado y res (sin exceder) y los carbohidratos disminuirlos.


La ingesta de agua también es muy importante pues el mantener hidratado a tu organismo, te caerá de maravilla, como también mantendrá tu cerebro oxigenado. Evita en su totalidad los refrescos y bebidas azucaradas por lo menos entre semana para que no te afecten tanto.

Los snacks saludables te serán de gran ayuda pues son alimentos con muchas propiedades y grasas saludables que te proporcionarán energía y te mantendrán despierto en lo que resta tu horario laboral. Snacks como: Almendras, nueces, frutos rojos y fruta, son los ideales y puedes prepararlos a tu gusto, solo no añadas azúcar ni sal.

undefined

 

 Daniel Campos @PortoMx