No hay duda de que elaborar un CV no es del todo sencillo, pues es la carta de presentación que define quién eres, tus metas, tu experiencia, tus aptitudes, habilidades y conocimientos. Normalmente se dice que entre más contenido tenga un CV, se verá mejor o te dará más probabilidad de conseguir ese trabajo, cuando la realidad es que es mejor calidad que cantidad.


Lo principal dentro tu hoja de vida es anexa los conocimientos más actuales que tengas y que sepas que puedan aportar a tu experiencia laboral, por ejemplo: sabemos que los conocimientos en computación son esenciales, pero procura anexar lo que sea de mayor valides como manejo en algún programa en específico y no en los programas básicos.


El uso de las redes sociales es de gran utilidad por el impacto que estas tienen, pero no solo se trata de compartir, re twittear, subir, etc. Se trata de darles un uso más profesional y que aporte a la empresa o lugar donde trabajes pues es una herramienta poderosa para dar alcance y publicidad a lo que quieras.


Los idiomas son de mucha importancia y por obvias razones, le darán peso a tu CV siempre y cuando lo domines y no sea algo que hayas estudiado hace mucho tiempo y no le hayas dado seguimiento. Si añades tu información como tus conocimientos y habilidades, procura ser siempre claro y conciso al momento de explicarlo diciendo la verdad y tus intereses sin caer en los excesos pues de ser así, le darás una mala impresión al reclutador.

undefined

Daniel Campos @PortoMx