Siempre llega a existir el momento en que te surge la interrogante sobre si continuar o no en tu trabajo pues comienzan a acumularse los puntos negros en tu pared blanca y por ende comienzan a desalentarte y restan tus ánimos y ganas de seguir trabajando en el mismo sitio. Si bien es una decisión difícil, son muchos factores a considerar para que tomes un veredicto final.

Uno de los principales motivos para querer cambiar de aires, es el perder la pasión por lo que haces pues llega el momento en que entras en una monotonía y te estancas en tu zona de confort y es cuando analizas si tu trabajo ya no es lo que era cuando iniciaste y ya no representa un reto para ti, puede ser un punto para que veas otras opciones.

Otro punto importante es el hecho de que no reconozcan tu esfuerzo dentro de tu empresa o lugar de trabajo pues eso es un factor influyente para que no te desempeñes bien en tus labores pues es un factor para que te desanimes y no logres tus metas y objetivos como se deben.

Comúnmente es de gran importancia el factor salario, pues si es un caso en que llevas mucho tiempo dentro de una empresa y no subes de puesto y por ende tus ingresos menos, es otro gran elemento para empezar a buscar algo mejor y que se ajuste a tus necesidades.
Por otro lado, el ambiente laboral influye en gran parte de tu estancia laboral, pues siempre va a existir un roce con tus compañeros o jefe lo cual siempre tiene solución pero si es lo contrario, el ambiente para ti no da para más y todos los puntos anteriores aciertan con tu sentir, ya es momento de buscar otra oferta laboral.

En conclusión: Antes de tomar una decisión final, debes considerar si es el momento idóneo, si tienes un ahorro para solventar tus gastos y si todos los puntos anteriores aciertan en tu sentir.

undefined

 

Daniel Campos @PortoMx