Si bien es cierto que “el respeto se gana y la confianza se adquiere” es todo un proceso ya sea corto o largo pero hay un camino para ir fomentando el respeto entre tus compañeros de trabajo o en casos especiales tratándose de mujeres que tratan de darse a respetar ante los demás, solo se trata de seguir una serie de hábitos los cuales son bastante prácticos.

El respetar a los demás y fomentar respeto entre tus compañeros, es una buena opción para que tomen en cuenta que como tratas es cómo quieres ser tratado, de esta manera es como proyectarás el respeto que quieres. Otro punto importante es el establecer límites, pues lo ideal sería mantener esa división entre lo profesional y lo personal sin descuidar ningún factor, pues si sobrepasas esos límites, tus niveles de productividad y eficiencia, pueden verse en decadencia.

Normalmente todas las empresas establecen un código de vestimenta, lo recomendable es siempre seguirlo pues ya seas hombre o mujer, es una realidad que como te ven te tratan, por eso siempre utiliza la vestimenta adecuada para tu lugar de trabajo. La puntualidad siempre es una señal de que tipo de persona eres, pues denotas que con llegar a tu tiempo, lo cual probablemente no siempre sea así por cuestiones que no dependen de ti; siempre es un factor positiva que hablará bien de ti.

Ofrecer tu ayuda a tus compañeros, es otro factor positivo para fomentar un sentido de confianza tanto de ellos hacia ti, de igual manera el portarte agradecido con ellos y hacer y devolver favores es un sentido de reciprocidad donde lo denotarás ante todos y por tanto, tener una buena reputación en tu entorno laboral.

 

undefined

Daniel Campos @PortoMx