Normalmente llega a pasar en que un día piensas que es el momento justo para pedir un aumento de sueldo, ya sea porque lo consideres propicio, lo merezcas, lo necesites o exista alguna otra razón por la que consideres pedirlo, toma una pausa antes de hacerlo pues analiza bien tus motivos y argumentos para tener éxito al momento de solicitarlo.

Procura buscar el momento indicado antes de hacer tu solicitud; es decir, ya sea que esté de buen humor tu jefe, o sea un buen momento en la hora de la comida, acompañado de las palabras correctas, claras y concisas, es un buen momento para hacerlo.

Siempre es un muy buen punto positivo el argumentar tu aumento de sueldo demostrando tu desempeño y tus buenos resultados y así mismo hacerte merecedor de ello. Suele pasar que una vez hecha tu petición, tu jefe se olvide de lo que habían platicado, eso no es un mala señal, simplemente si te dio un sí con anterioridad, muéstrate persistente en el tema sin caer en los exceso.

Una forma importante de hacerte acreedor a un aumento de sueldo, es auto-evaluándote pues de acuerdo a tus conocimientos tiempo en la empresa y funcionalidad con la cual que contribuyes al crecimiento de tu empresa, es como puedes ir considerando el aumento que solicitas.

En conclusión: Considera todos tus puntos positivos y negativos antes de hacer tu petición pues te servirá para considera la respuesta que final que te den, también es importante que consideres todos los escenarios posibles una vez haciendo tu auto-evaluación.

undefined

Daniel Campos @PortoMx