undefined

 

Siempre llega un momento en que tu empleo se llega a convertir en una vida rutinaria, la cual de alguna manera no puedes desprenderte de ella pues tus necesidades dependen de ello. Si bien en otros blog’s hemos hablado de Tips para amar tu trabajo, en esta ocasión de hablaremos de esa conexión entre cómo se desempeña tu mente y tu cuerpo en tu trabajo.

Lo primero que debes tener en cuenta es que tu mente es la fuente de poder que alimenta tu alma y te da fortaleza para asimilar cada situación que vivas, cada aprendizaje que experimentes, cada nueva experiencia vivida que te irá haciendo una mejor versión de ti mismo, siempre y cuando actúes de manera positiva, estés abierto al cambio y a aprender.

Tu cuerpo reaccionará dependiendo de en qué estado mental te encuentres pues tus pensamientos, sentimientos, creencias y actitudes, pueden repercutir de manera positiva o negativa. Tu estado de ánimo puede afectar tu organismo por ejemplo: cuando llegas a tener una preocupación o sentimiento que no te da tranquilidad, es cuando se llega a desarrollar los malestares estomacales.

Y probablemente te estés preguntando: ¿Qué tiene que ver todo esto con mi trabajo? La respuesta es: todo está conectado; pues tu trabajo depende del empeño físico y mental con el que lo hagas, si no estás bien mentalmente, tu cuerpo no rendirá lo suficiente para que trabajes como te gustaría.

Si de alguna manera deseas conseguir el equilibrio con tu mente, cuerpo y trabajo, debes hacer lo siguiente:
• Activa tu mente realizando ejercicio por lo menos 30 min. al día
• duerme lo suficiente
• Come sanamente
• Aléjate de lo que te provoque malestar
• Conéctate con la naturaleza
• Procura tener siempre energía y pensamientos positivos
• Agradece por lo que tienes y lo que no
• Perdónate a ti y a los demás

En conclusión: Para ser el mejor en tu trabajo, debes estar bien contigo mismo principalmente, tanto física como mentalmente, parece un proceso difícil pero nada que sea fácil vale la pena, explota tu potencial y saca lo mejor que llevas dentro.

 

Daniel Campos @PortoMx