undefined

 

Un CV bien estructurado, siempre será importante para lograr conseguir un empleo, no obstante, se termina convirtiendo en una herramienta donde mejor sea el producto, existirán más probabilidades de obtener un trabajo. Un punto importante es el no agregar información innecesaria a tu CV, es decir, si pones tus estudios académicos desde secundaria, el reclutador lo verá como un punto negativo.

Principalmente, procura tener la información justa y necesaria para no hacer un CV tan lineal, solo añade tus último grado de estudios, si cuentas con alguna especialización, curso o diplomado, estos mismos los debes destacar pues son elementos importantes para el reclutador, normalmente se enfocan en que otro tipo de habilidad o conocimiento manejas.

Tu experiencia laboral es otro porcentaje que contribuye para que seas el candidato final. Si dentro de tus actividades laborales llegaste a desarrollar ciertas actividades que al final no eran de tu ramo, o tareas asignadas pero te dejaron conocimiento y aprendizaje, no olvides añadirlo.

Si dominas un idioma o consideras que tienes más del 50% del mismo, es otro punto positivo pues el hablar un idioma te dará mucha más probabilidad de que encuentres trabajo

En conclusión: Procura añadir solo los elementos importantes en tu CV como: ultimo grado de estudios, conocimientos y habilidades extras e idiomas.