undefined

Todos en algún momento de nuestra vida laboral llegamos a encontrarnos con gente que termina siendo conflictiva y por obvias razones tratamos de evitar a toda costa a esas personas y solo tratar los temas laborales. Aunque parezca sencillo, siempre se convertirá en un tema complicado pues puede que en el transcurso de tu día laboral tengas que congeniar con ese tipo de personas.

Principalmente, es un hecho que no seremos del agrado de todas las personas y viceversa, por ende solo hay que comportarnos y ser quien somos para que las personas se den cuenta con quien van a trabajar. Por otra parte no hay como comenzar con el pie derecho tratando de ser amable y gentil con tus compañeros pues no es conveniente hacerte de enemigos y menos si vas empezando.

Un factor importante, es el aprender a sobrellevar a las personas conflictivas o toxicas, simplemente es aprender a ser tolerante y entender que no se trata de quien tiene la razón sino de hacer el trabajo en equipo por el bien de todos. Independientemente del comportamiento de esa persona y que realmente no sea de tu agrado ni te parezcan sus acciones, recuerda que todo tiene una solución y como profesional, debes saber que las cosas se arreglan hablando y exponiendo tu disgusto sin caer en la desesperación.

Te será de gran ayuda el tener tus emociones bien dominadas ante situaciones de conflicto y presión pues podrás salir avante ante las provocaciones que te quieran hacer los demás, solo ten en cuenta que no debes caer en el juego del otro.

En conclusión: No dejes que las personas conflictivas te arruinen tu día y estancia laboral pues aunque parezca difícil, es posible sobrellevar a esas personas, sin embargo la clave está en mostrarte tolerante, paciente y profesional.

 

 

Daniel Campos @PortoMx