undefined

Son distintos factores con los que puedes identificar si padeces de una depresión laboral, pues tu entorno laboral puede estar plagado de personas, situaciones o conflictos que generen esa sensación de mal estar y mermen tus ganas de trabajar y no te permitan desempeñarte como quisieras.

Principalmente el hecho de que en tu trabajo no reconozcan tu trabajo cuando has hecho incluso de más o actividades que no te corresponden pero al final de cuentas no se reconoce tu labor y por ende comienza a bajar tu rendimiento y tu nivel de competitividad también disminuye.

La falta de reconocimiento en tu trabajo, genera mucha descompensación en distintos sentidos, es decir; el hecho de que por más que te esfuerces en tu empleo y no obtengas el merecido resultado que esperabas con tus superiores, eventualmente te irá generando tristeza y una falta de ánimos por seguir en tu empleo y lo más importante, ese sentimiento te alejará de tus metas.

Tu entorno laboral también es participe de que tus actividades se vean a la baja pues si no te gusta tu ambiente laboral y solo asistes a tu empleo por necesidad, te verás envuelto en una vida laboral toxica donde te será difícil salir pues con solo pensar en lo económico y no mentalizarte en trascender, no progresarás ni llegarás a lo que deseas.

En conclusión: No permitas que tu empleo y lo que conlleva, te desvíe de tus metas ni te aleje de las mismas, pero sobre todo lo más importante es que no afecte tu rendimiento, ni tus emociones y sentimientos, si has hecho lo posible por estar bien en tu trabajo y no obtienes lo que quieres, es momento de cambiar de empleo.

 

Daniel Campos @PortoMx